Facebook Twitter Google +1     Admin

Leyendo a la sombra

Nunca se lee en vano

Temas

Enlaces

Archivos

 

El ojo que ves

20070116231812-t4.jpg

   Entre los amasijos de hierro y cascotes se puede percibir aún el olor de los adioses. El polvillo blanco, que paulatinamente se va desvaneciendo en el aire, deja un sabor agrio, mezcla de cemento y goma quemada que desgasta las escasas palabras que se pronuncian sin eco. A lo lejos, tras las bandas de plástico amarillo, las miradas viscosas de los curiosos se enmohecen en segundos. Los charcos de agua oscura reflejan apenas en silencio la grisura del cielo sin pájaros del aeropuerto de Madrid. Los únicos ruidos que el paisaje emite son leves quejas de chasquidos metálicos y cristales astillados, como los últimos estertores de un gigantesco, mineral y doliente organismo, monstruo extenuado, que todavía agoniza en los entresijos del aparcamiento después de una batalla más allá de la línea de la vida, donde el horizonte sin sentido de la muerte adquiere la textura pastosa del dolor. Pero el sentido aflora, en primer término, en ese tótem de los nuevos tiempos sostenido con seguridad y convicción. Queda servido, así, el banal juego de los espejos.

Martes, 16 de Enero de 2007 23:18 El lector a la sombra #. Miscelánea

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: el Castor

El terrorismo es una monstruosidad, en España y en cualquier lugar. Un saludo.

Fecha: 19/01/2007 00:02.


gravatar.comAutor: Âme Noire

Una vez más la sangre solo sirve de moneda de cambio de los poderosos.

Sincèrement,

Âme Noire

Fecha: 19/01/2007 17:47.


gravatar.comAutor: Meritxell

La gente no quiere mirar el desastre pero al final es más fuerte el desconsuelo ante la barbarie terrorista y tienen que fijar los ojos en ese espacio destruido, echando de menos tantos momentos de vida por allí, que se han librado por los pelos, que otros no han tenido tanta suerte, en una palabra, doloridos.

Fecha: 21/01/2007 20:49.


gravatar.comAutor: Francisco Pinzón Bedoya

Lector en la sombra: En mi país Colombia, estos hechos demenciales ya han derrotado hasta al asombro. El dolor ha dado paso a la negación, y para vivir seguimos mirando hacia otra parte distinta a los hierros retorcidos cubiertos de sangre... Gracias por poner ante mkis ojos prosa con valor como este "El ojo que ves"

Fecha: 13/03/2007 15:04.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris